Da la impresion extraordinario que en pleno siglo XXI algunas chicas vean condicionado el deporte de su sexualidad

Da la impresion extraordinario que en pleno siglo XXI algunas chicas vean condicionado el deporte de su <a href="https://datingrating.net/es/bumble-opinion/">bumble en la lГ­nea</a> sexualidad

10 mitos sexuales femeninos

Culturas machistas, como las de las paises latinos, relegan la sexualidad en hembras y le restan precio, generando con eso documentacion que no continuamente seri­a veraz, perjudica las relaciones de pareja asi­ como, A veces, pone en riesgo la vitalidad. Por ello usted deberia estar enterada asi­ como darle a este argumento su real tasaciin.

bien por prejuicios o por la transmision de procreacion en generacion de informacion falto base cientifica que desorienta a jovenes y no ha transpirado adultas al grado sobre poner en riesgo su estabilidad fisica.

En caso de que bien la labor de los medios de difusion ha servido Con El Fin De difundir enfoques trascendentales referente a la vitalidad sexual, de este modo igual que de la importancia sobre ir al medico ante cualquier duda o indicio de dificultades, parece que lo hecho exteriormente insuficiente todavia. Es por eso que presentamos documentacion que pude ser de provecho de su vida intima, y no ha transpirado que seguramente redundara en una preferible contacto de pareja.

1. El sexo oral nunca produce cancer Tanto la emplazamiento felacion (excitacion del adulto a partir sobre besar las genitales) igual que el cunnilingus, (estimulacion oral en el campo de accion genital femenina) contabilizan con un luminosidad de inseguridad que limita su acto, debido principalmente a que tanto semen como secreciones genitales son vehiculos trasmisores de virus, bacterias desplazandolo hacia el pelo hongos generadores sobre infecciones venereas, sin embargo Jami?s cancer. El riesgo radica cuando la boca o las organos sexuales cuentan con la herida que sea la puerta de entrada a los microorganismos mencionados.

Nunca esta por demas elaborar referencia a las enfermedades que podri?n contraerse a traves de sexo oral

Herpes. Si se padece una infeccion de este tipo en la boca (manifestada en las comisuras de los labios), nunca se tiene que poner en practica sexo oral, pues con facilidad se puede contagiar el campo de accion genital; produce comezon, ardor y no ha transpirado dolor. Gonorrea. Es producida por una bacteria (Neisseria gonorrhoeae) que trasladada del ambito genital puede atacar las paredes sobre la uretra (canal por en donde transita la orina) en el adulto, y sobre la vagina en la chica, o del recto, imparcial y no ha transpirado la estrechamiento en los dos. Si no se atiende a tiempo es muy molesta y no ha transpirado tener consecuencias, igual que imposibilidad para tener hijos, problemas en corazon, dermis asi­ como articulaciones. Sifilis. Seri­a adquirida por mediaciin de roce sexual con seres afectadas en fase contagiosa, mismamente sea sobre forma anal, oral o convencional. La bacteria (Treponema pallidum) produce una ulcera (chancro) que se manifiesta en unos cuantos dias, No obstante de nunca atenderse permanecera en el cuerpo, se reproducira desplazandolo hacia el pelo tendra episodios sobre expresion y no ha transpirado otros sobre inmovilidad a lo generoso de las siguientes 2 a 20 anos de vida; las casos avanzados manifiestan inflamacion de huesos y cartilagos (osteocondritis), tambien de afectar an epidermis, mucosas, musculos y/o corazon, y puede acarrear ceguera, sordera, paralisis, deterioro cerebral y, en ocasiones, la asesinato. Sida (sindrome sobre inmunodeficiencia adquirida). Nunca solo se transmite por el semen asi­ como la muerte, sino tambien por secreciones vaginales y no ha transpirado lubricantes sobre la uretra masculina contaminadas, facilitando su ingreso al cuerpo por medio de heridas por a donde exista contacto con muerte; el virus de inmunodeficiencia humano (VIH) debilita al doctrina de el cuerpo humano que combate las enfermedades (inmunologico), al categoria sobre que una infeccion que en condiciones normales es inofensiva puede ponerse al afectado a la asesinato.

2. Ingerir semen nunca es danino Cientificamente se ha comprobado que dentro de los elementos de el semen se encuentran proteinas, pero dificilmente se podria asegurar que su ingestion represente un aporte de nutrientes significativo igual que Con El Fin De cubrir los requerimientos de una humano de su vida cotidiana o, menor aun, de crecer de peso. Por una diferente parte, no existe evidencia de que tragar secreciones vaginales o semen sea danino a la salud, a nunca acontecer que dichos fluidos provengan sobre la sujeto que tenga una enfermedad de transmision sexual, igual que las senalas con anterioridad.

3. La chica eyacula Con El Fin De muchas mujeres seri­a finalidad sobre verguenza mojar sabanas, o hasta el colchon, con el fluido segregado involuntariamente al segundo del climax, por consiguiente puede ser confundido con orina por acontecer expulsado por la uretra (conducto por el que es eliminado este liquido de desecho).

Vayamos por zonas. Seri­a bien conocido que la chica produce la secrecion vaginal al instante sobre la excitacion, que goza de como objeto lubrificar las paredes de el entrana con el fin de que la penetracion no resulte dolorosa. Muchas chicas lubrican abundantemente —lo cual nunca invariablemente indica que se trate de una femina multiorgasmica—, No obstante tampoco es este fluido el segregado durante el momento culminante del orgasmo.

Las investigaciones mas avanzadas senalan que el fluido expelido seri­a un limpio alcalino segregado por las glandulas parauretrales, asi­ como en su constitucion se han visto una enzima llamada fosfatasa acida prostatica asi­ como azucar (azucar); el mecanismo sobre liberacion se activa igual que efecto de las contracciones pelvicas a lo largo de el espasmo. Debemos dejar Cristalino que no todas las mujeres presentan la eyaculacion, que la misma nunca dependeri? sobre algun clase especial sobre estimulacion desplazandolo hacia el pelo que dentro de quienes la manifiestan habra gran o menor cuanti­a.